PERIODO DE ADAPTACION

PERIODO DE ADAPTACION

¿Qué es?

El periodo de adaptación es el tiempo que el niño necesita para acostumbrarse a estar con otros niños de su edad, a relacionarse con un adulto que le protege pero que no conoce y a integrarse en un ambiente atractivo pero desconocido para él; en definitiva, a separarse de lo habitual y cotidiano.

 

Importancia del periodo de adaptación.

La incorporación a la escuela supone para los niños una experiencia que conlleva cambios importantes.

Se ha de adaptar a: horarios, espacios, adultos, compañeros, hábitos y nuevas normas. A esto se le añade la dificultad de la separación familiar.

La manera en que este proceso se desarrolle influenciará en la personalidad y seguridad, su actitud hacia la escuela y su proceso de socialización.

El punto más importante para que el proceso se desarrolle en armonía, será la confianza que la familia deposita en la escuela y en los educadores.

Influirá mucho como la familia vive el momento de la separación, por lo que es muy importante que:

·         En los días previos a la incorporación comencéis a hablarles de la escuela y vengáis con el niño a conocerla.

·         En el momento de la incorporación tengáis una actitud positiva y de naturalidad ante la separación.

·         Os despidáis siempre del niño con el fin de que el entienda que después vais a venir a buscarle, realizando despedidas cortas y procurando venirles a buscar pronto y siempre a la misma hora.

 

Cambios que se producen en el niño durante el periodo de adaptación.

Es fundamental, que tanto padres como educadores, estemos muy atentos a cómo van sucediendo las cosas durante este proceso.

Cada niño necesitará un tiempo diferente para asimilar todos estos cambios, para ello es necesario observar y analizar su proceso de adaptación a todas estas novedades de manera individualizada.

No solo el llanto en la separación será un indicador de su adaptación, existen distintas formas de expresión que adoptan los niños durante este periodo:

 

·         Se sienta más desganado o pierda momentáneamente el apetito.

·         Se despierte por las noche, incluso teniendo terrores nocturnos.

·         Por las tardes estén más mimosos o reclamen más atención.

·         Tenga días en los que se queda tranquilo y días en los que vuelva a llorar.

·         Retroceso hacia comportamientos ya superados.

·         Disminución en las ganas de jugar o bien lo contrario, aumento de la actividad.

·         En la escuela se sitúe en la puerta, ya que es el lugar donde por última vez ha visto a sus padres

Estos síntomas no tienen por qué aparecer en todos los niños ni en un mismo niño a la vez, ya que influyen diferentes factores que determinan su aparición.

Un niño está adaptado cuando:

ü  Es capaz de intercambiar experiencias,

ü  Ofrece y acepta una comunicación afectiva,

ü  Expresa afecto y rechazo en su contacto con el educador

ü  Se siente seguro para mostrar su mundo emocional, y su malestar no es tan intenso como para impedir poder dar y recibir afecto.

ü  Se hace más evidente una mayor independencia del educador

ü  Utiliza con mayor facilidad los objetos y espacios del centro

ü  Se integra en el grupo de niños