ALIMENTACION

LA ALIMENTACIÓN

 

10525928-nino-comiendo-alimentos-saludables-aislado.jpgCuando damos de comer a nuestros hijos no solo los estamos alimentando si no que también les estamos enseñando unos hábitos alimenticios. Es decir, una serie de reglas y normas que responden a necesidades de salud (dieta variada, equilibrada, nutritiva, etc.) y a criterios sociales (comer con los cubiertos, comer sentado, comer en un tiempo ajustado, etc.).

Los hábitos alimenticios se aprenden poco a poco desde muy pequeños, implantarlos es más o menos costoso dependiendo de la dificultad del hábito, del interés del niño al aprenderlo y de la forma de enseñarlo del adulto.

A veces el fracaso a la hora de enseñar un hábito se debe a que la edad del niño no es la adecuada, y otras veces el problema radica en la forma de enseñarlo, debido a la impaciencia del adulto que pretende instaurarlo en poco tiempo.

Los hábitos alimenticios requieren para su aprendizaje, paciencia, pautas claras y estables, y un buen ejemplo por parte del adulto del hábito que enseña.

                                                                                    

EVOLUCIÓN EN LOS HÁBITOS ALIMENTICIOS EN LOS PRIMEROS AÑOS:

 

MESES

0-3AÑOS

5- 8 Meses

Intenta coger el biberón.

Introducción de la cuchara en algunas tomas.

Comienza a sentarse en la trona.

9-12 Meses

Bebe en vaso con ayuda.

Experimenta con la cuchara y se le corrige la dirección por detrás.

Empieza a usar la cuchara para comer parte de la comida. No importa si derrama comida.

Cogerá con los dedos los primeros alimentos sólidos  que se le introduzcan.

13-18 Meses

Come solo con la cuchara.

Bebe del vaso solo aunque derrama parte del contenido.

Empieza la socialización cuando está comiendo en la mesa.

 

 

18-24 Meses

Toma dos platos en la comida.

Se le anima a comer sin manchar tanto.

Se le plantea mayor limpieza de las manos y de la mesa.

Puede empezar a ayudar cogiendo el babero y llevándolo a su sitio para lavar.

24-36 Meses

Se introduce el tenedor y poco a poco va cogiendo precisión para su utilización.

Utiliza el babero para limpiarse.

Colabora al poner y quitar la mesa.

Permanece sentado durante toda la comida.

 

INTRODUCCIÓN DE ALIMENTOS

 

MESES

ALIMENTOS

4-5 meses

Cereales sin gluten

5-6 meses

Frutas

6 meses

Verduras

Progresivamente Pollo, Pavo y Ternera

8-9 meses

Cereales con gluten

9-10 meses

Yogures

Yema de huevo

10 meses

Pescado blanco

10-11 meses

Clara de huevo

12 meses

Huevo entero

Comenzamos con el sólido

12-15 meses

Legumbres

15-18 meses

Leche de vaca, embutidos y pescado azul

imagesCAE20B2N.jpg

 

 

DIFICULTADES MÁS FRECUENTES EN LA ALIMENTACIÓN

El niño que no come a no ser que el adulto, se lo de.

El niño que come solo los alimentos  que a él le gusta.

  El niño que es lento para comer.

El niño que para comer necesita que los adultos le entretengan y le diviertan al mismo tiempo.

 

COMO RESOLVER EL PROBLEMA

 

  •  Asegurarnos con el pediatra de que no existe ningún problema orgánico.
  •   Aceptar que no todos los niños comen las mismas cantidades; no establecer comparaciones.
  •   Prestar atención y elogiar la mínima conducta positiva que observes en la comida.
  •   Poner muy poca cantidad de comida y apetecible para conseguir que el niño lo coma todo y felicitarle.
  •  No hacer comentarios sobre el problema en presencia del niño en ningún momento.
  •  Finalizar el tiempo de la comida cuando veamos que esto es suficiente, aunque el niño no haya terminado.
  •  No dar ningún alimento hasta la hora de la siguiente comida.
  • Si no ha comido, no acabar dándole con tal de que coma algo, ningún alimento que sepamos que se vaya a comer porque le guste especialmente.
  • Tener en cuenta que hay muchas variables que influyen en el apetito (dentición, enfermedades comunes, cansancio…) tenerlas en cuenta y permitir que se restablezca esta pauta: sensación de hambre- ingesta-placer-saciación- detención de la ingesta.
  • Establecer una rutina estable: momento de comer, el lugar donde se come.
  • No introducir varios cambios a la vez. Introducir de forma progresiva y constate, dando tiempo y asociando pequeños refuerzos que animen a superar las dificultades.
  • Fomentar la autonomía y que tomen iniciativas: esperar que abran la boca, facilitar que se lleven el alimento solo a la boca, primero con las manos después ofreciéndoles la cuchara, etc...
  • Mantener una actitud tranquila y positiva: Evitar que la comida sea nuestro principal momento de atención y evitar que sea un conflicto o lucha de poder.
  • Compartir los mismos criterios entre las personas encargadas de la alimentación (padres, educadores y otros adultos)  y  mantenerse firme en las decisiones.
  • No utilizar la comida como un chantaje.

 

CONSEJOS PARA UNA VIDA SALUDABLE:

Lo mejor para alimentar bien a nuestros niños es proporcionarles una amplia variedad de alimentos que les resulten agradables. Debemos aportarles una dieta variada y equilibrada; procurando incluir alimentos de todos los grupos.

Es recomendable repartir los alimentos en cinco comidas al día: Desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

Hay que tener en cuenta que existen una gran variedad de alimentos que aportan los mismos nutrientes, esto hace que podamos elegir los que respondan mejor al gusto del niño.

Los alimentos que deben formar parte de la dieta de los niños son los siguientes:

·         Lácteos: 2 ó 3 raciones repartidas a lo largo del día (yogures, cuajada, quesos, etc.)

·         Carnes pescados y huevos: 2 ó 3 raciones al día. Moderar el consumo de carnes grasas y embutidos.

·        Frutas verduras y hortalizas: Conviene  consumir 5 raciones al día. Dos o tres piezas de fruta y tres o más raciones de verduras y hortalizas.

Los cereales y legumbres se deben consumir 6 raciones diarias.

Los dulces y grasas deben tomarse con moderación.